periodico.inforesidencias.com
¿Falta de personal en residencias públicas gestionadas?

¿Falta de personal en residencias públicas gestionadas?

Add to Flipboard Magazine.

Barcelona vive un problema relacionado con las residencias de mayores que puede tener grandes afectaciones para todo el sector geroasistencial.

Todo empieza cuando una asociación, SOS Gent Gran Barcelona, denuncia que algunas residencias pertenecientes a la Generalitat y gestionadas por una Unión Temporal de Empresas funcionan de forma deficiente, no tienen suficiente personal e incluso maltratan. Cuando algún medio de comunicación se hace eco de las denuncias éstas se extienden de forma vertiginosa.

Algunos periódicos destacan el hecho de que en alguna residencia haya “dos empleados para cuidar a 30 abuelos” o que por la noche haya cuatro cuidadores para noventa residentes (un empleado en cada una de las cuatro plantas); o que no se cambien los pañales cuando es necesario y otras cuestiones relacionadas, casi todas con falta de personal.

Las noticias destacan que la UTE que gestiona las residencias está formada por la constructora OHL, a través de Ingesán. Lo cierto es que también forma parte de la misma la asociación Asproseat, una entidad sin ánimo de lucro del ámbito de la discapacidad.

La adjudicación de gestión de residencias públicas a una entidad en la que participa una constructora como OHL ya había despertado suspicacias por parte de algunos grupos que se niegan a aceptar que las residencias públicas las gestione directamente la administración.

A partir de aquí las cosas se complican ya que interviene el Ayuntamiento de Barcelona y exige que el contrato de gestión (al que todavía le quedan unos cuantos años, aunque se va renovando año a año) se vuelva a licitar. Mientras tanto, la Generalitat establece una especie de “plan de vigilancia” de las residencias con inspecciones constantes y dice públicamente que está trabajando para mejorar la situación. La empresa adjudicataria se defiende diciendo que cumple con los pliegos y que incluso lleva gastados 150.000 euros más de lo previsto.

Lo último que he leído es que el Síndic de Greuges (defensor del pueblo catalán) dice que lleva dieciocho meses investigando las residencias en cuestión.

Esto son más o menos los hechos. A partir de aquí, algunas reflexiones para entender lo que hay debajo.

Sobre el sistema de adjudicación de contratos de gestión de residencias

Cuando la Generalitat o cualquier otra administración quiere contratar algo tiene que hacerlo siguiendo la legislación de contratación pública que busca obtener el mejor producto o servicio posible al mejor precio. Para conseguir esta finalidad el sistema obliga a la administración a aplicar principios de publicidad, concurrencia, transparencia y seguridad jurídica, lo que se traduce en el deber de publicar las licitaciones en diarios oficiales, permitir que todos los candidatos que tengan la capacidad técnica y económica puedan presentar sus ofertas, que éstas sean consideradas y todo el proceso siga unas garantías.

En nuestro caso, cuando una administración quiere que una empresa o entidad sin ánimo de lucro gestione una residencia pública abre un proceso de contratación y publica unos pliegos de condiciones. Estos recogen quién puede presentarse (normalmente quien acredite experiencia gestionando residencias y con una capacidad económica determinada, o sea facturación), cómo esperan que se lleve a cabo la gestión (establecen un mínimo de personal, condiciones de mantenimiento del edificio…) y unos criterios para seleccionar la oferta más ventajosa (técnicos y económicos).

Las empresas que quieren gestionar la residencia deben presentar una documentación bastante compleja con dos documentos principales: el proyecto técnico y la oferta económica.

El proyecto técnico especifica, por ejemplo, cuánto personal se compromete a contratar la empresa, qué titulación tendrá y cómo se organizarán los horarios (a esto se conoce como “las planillas”). Aquí hay que detenerse porque estamos ante una de las claves de la polémica:

LOS PLIEGOS NO DICEN CUÁNTO PERSONAL DEBE TENER LA RESIDENCIA, sino que establecen un mínimo a partir del cual cada candidato, en su proyecto, presenta su propuesta de plantilla. Este es precisamente uno de los elementos que se tiene en cuenta para determinar cuál es la mejor oferta. Puede ser que el pliego exija un mínimo de 100 empleados, pero la empresa que se lo acabe adjudicando haya propuesto en su proyecto tener 110.

El proyecto también incluye elementos que se valoran, como el sistema de comunicación con residentes y familiares, los sistemas de fidelización del personal, la gestión de la calidad, los menús, la participación, las actividades a realizar…

Los pliegos dicen cuántos puntos “vale” cada parte del proyecto y cuántos puntos corresponde a la oferta económica.

Así, las empresas que se presentan, que en muchos casos superan la quincena, deben redactar un proyecto muy bueno y después presentar un precio que coincida o esté por debajo del que la administración propone.

Lo que ha pasado en el caso de INGESAN-ASPROSEAT es que, no sólo presentaron un proyecto que quedó en algunos casos como el más (o entre los más) puntuados, sino que además presentaron precios que estaban, según ha aparecido en los medios, un 10% por debajo de lo que la Generalitat consideraba como máximo.

Lo que ocasiona el problema, según mi entender, es que, aunque el precio que ofrece cada candidato es público; salvo la administración y el propio licitador, nadie conoce el proyecto ganador.

O sea, que quien gana el concurso ha redactado un proyecto buenísimo. El resto de candidatos saben cómo ha puntuado la administración cada uno de los apartados, pero no conoce el proyecto ganador en su conjunto, por lo que debe confiar en que los valoradores hayan hecho un buen trabajo. Quien va a vivir en la residencia no tiene forma de conocer a qué se ha comprometido la empresa ganadora con lo que tampoco sabe qué puede exigir.

Alguien puede decirle que, a lo que tiene derecho es a lo que dicen los pliegos, pero eso no es cierto. A lo que tiene derecho es a lo que determina un proyecto ganador al que no tiene acceso.

Esta falta de transparencia del sistema es la que nos lleva al problema actual.

Ingesán-Asproseat no quiere desvelar su proyecto porque sabe que ha conseguido redactar un “documento ganador” que le ha ayudado a adjudicarse varias residencias y espera les siga ayudando en el futuro.

El resto de licitadores que intentaron adjudicarse la gestión de las residencias, muchos de ellos empresas y entidades que llevan años en el sector y que tienen gran experiencia en gestión de centros públicos y privados, se quedaron muy sorprendidos cuando la UTE empezó a adjudicarse concurso tras concurso. Al fin y al cabo, Ingesán se veía como un “recién llegado”. Lo cierto es que OHL no es nuevo en el sector de las residencias, ya que ha gestionado trece en la Comunidad Valenciana, con la marca Novaire, durante años hasta su venta a SARquavitae.

Las valoraciones de los concursos generaron sorpresa y, en algunos casos, ansiedad y enfado. Empresas cuyos proyectos recibían hasta entonces altísimas valoraciones vieron que, de repente, éstas bajaban considerablemente, para muchos, de forma inexplicable.

A partir de aquí surgieron dentro del sector, siempre sotto vocce, suspicacias y sospechas. Ninguna empresa que quiera volver a licitar se atreve a criticar abiertamente a la Generalitat. A pesar de ello, muchas dudan de que los proyectos ganadores sean tan buenos como puntuación han recibido (algo que no pueden confirmar porque no pueden conocer el proyecto ganador). Casi todas ven ruinoso presentar bajadas considerables sobre los precios de salida (aunque muchas acaban ofreciéndolas). En fin, que llevamos unos años en el que el tema “licitaciones” se ha enrarecido considerablemente.

Así las cosas, cuando ha surgido el escándalo, la UTE ganadora se defiende diciendo que cumple escrupulosamente los pliegos y que incluso ha gastado 150.000 euros más de los que tenía comprometidos; que tiene intención de arreglar las cosas y que se ofrece a colaborar con la administración en todo. El resto de empresas están “ojo avizor”: para muchos, los problemas de la UTE eran algo “que se veía venir”; no tolerarán que la Generalitat cambie las normas a mitad de partido y esperan como una oportunidad (aunque no lo digan abiertamente) que vuelvan a licitarse cinco residencias en Barcelona.

Creo que la Generalitat podría aprovechar la situación para mejorar el sistema que utiliza en estos casos y debiera hacerlo aplicándose los principios de Atención Centrada en la Persona que tan de moda están en nuestro sector.

Para empezar, si el centro es el residente, ¿no debiera conocer éste cuál es el modelo de atención que se presta en la residencia pública a la que ha ingresado o en la que se va a poner en lista de espera?

Esto se podría conseguir haciendo público el proyecto que ha presentado la empresa que se ha adjudicado la gestión. El proyecto se convertiría en una especie de carta de compromisos entre la empresa y los usuarios de forma que éstos sabrían de antemano qué ofrece el centro.

Como el proyecto contiene una ratio, unas planillas con un personal y una distribución horaria, los usuarios sólo tendrían que consultar ese documento para saber si la empresa está cumpliendo su compromiso o no, ahorrándose problemas como el que vivimos ahora en el que la asociación denunciante critica la falta de personal; la empresa adjudicataria dice que cumple y la Generalitat que está trabajando para mejorar el servicio.

De cara a las suspicacias del resto de licitadores, si los proyectos se hiciesen públicos junto con las valoraciones sería mucho más fácil comprobar que los valoradores han hecho bien su trabajo y podríamos desterrar para siempre las sospechas que llevan años acompañándonos.

Sé que muchas empresas encontrarán objetable que se hagan públicos sus proyectos debido a que son el fruto de su esfuerzo, experiencia y profesionalidad. Si se publican, al cabo de cuatro días, cualquiera podría copiarlos y beneficiarse del esfuerzo ajeno.

Yo les diría que ese motivo no es de peso. Los proyectos sólo son secretos “hasta cierto punto”. Si alguien quiere conocer el de Ingesán-Asproseat, sólo tiene que acudir al contencioso administrativo por cualquier causa y tendrá acceso al mismo (los jueces reclaman y obtienen toda la documentación, dándosela a las partes); además, por desgracia, no siempre todo el mundo es tan discreto como debiera por lo que hay proyectos que “circulan”.

Una apuesta por la transparencia, como casi siempre, acabaría haciéndonos ganar a todos: administraciones, prestadores de servicios y, por supuesto, los ciudadanos (entre ellos los más mayores).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

Foro asociado a esta noticia:

  • ¿Falta de personal en residencias públicas gestionadas?

    Últimos comentarios de los lectores (12)

    131 | Andrés Rueda - 30/06/2017 @ 14:13:05 (GMT)
    Muy interesante este "post" de Josep de Martí. No se deja nada, toca muchas teclas y lo que se deja es por cuestión de espacio... o porque ahora no toca. Siempre agudo y con esos puntos de vista que ven más allá de lo aparente. Felicidades.
    Pero creo que al hilo hay que aprovechar para meter más elementos, veamos:
    Y si hacemos un ejercicio imaginación y añadimos a estas reflexiones unos cuantos datos para tener una óptica más amplia sobre la parte de iceberg que no vemos?. Hemos citado concursos enrarecidos o empresas de extraña gestión o directamente tramposas. De acuerdo, pero ...y si añadimos por ejemplo unas cuantas cosas más como:
    - Sabemos cual es perfil REAL de los dependientes en asistencia residencial HOY?. ¿Sabemos las necesidades reales?. Con datos no con "flores".
    - Sabemos cual es el índice de rotación o expectativas de vida de estas personas al ingreso?
    - Sabemos que los centros están obligados a trabajar con unos perfiles de profesionales que quizá habría que replantearse para ver si son los adecuados a los perfiles de residentes ingresados?
    - Sabemos cual es el índice de absentismo laboral y los equilibrios incesantes para poder completar mínimos asistenciales ante absentismos de "hoy para mañana" en lunes, viernes, o puentes por bajas laborales de enfermedades de irrupción brusca y curación milagrosa? Y hablo de éstas, no de las bajas debidamente justificadas que bastante faena tienen con llevar adelante sus achaques... porque además suelen ser las personas más abnegadas y responsables en su trabajo, no hagamos demagogias donde no las hay. Este también es un "tabú" tan opaco como los concursos y conozco muchos directores y personal de esos que "siempre están" que tiemblan ante los "puentes" o los "findes".
    - ¿Está la administración poniendo los recursos económicos que TODOS los agentes implicados necesitan: empresas, entidades, trabajadores, proveedores, usuarios...?
    - Debe invertir más en dependencia o en aeropuertos, escuelas, comercio, tanques, o política exterior,... o en todo eso a la vez. Que podemos?...en que debemos?.
    - ¿Es sostenible ni siquiera a medio plazo una gerodependencia como la entendemos hoy que contemple las inversiones necesarias y los mantenimientos necesarios en infraestructuras y personal?. Pensemos en el grave problema de las pensiones...
    - Debemos permitir o pedir verdaderos "Taj Mahal" asistenciales full equip mientras miles de personas mueren esperando plaza?.
    - Podemos permitirnos dependientes de clase "bussines" y otros que no van ni en "turista" o que siempre tienen "oberbooking" y sencillamente mueren esperando?
    - ¿Tenemos que cerrar los ojos ante estos verdaderos gerontocidios sociales encubiertos?
    - ¿Hay otras alternativas asistenciales? ¿se trabaja en ellas?, ¿se hacen "números" de todas? ¿sabemos cuanto cuestan? ¿nos dejamos llevar por modismos biensonantes que no sabemos su coste y sí lo sabemos, no nos lo dicen?
    No quiero con esto dar ni quitar razones a opiniones anteriores todas respetables y que algunas suscribo, simplemente digo que la gerontoasistencia es compleja, es cosa de TODOS, que merece una revisión plural tras diez años, -tengo tú artículo Josep-, y que muchos problemas actuales son una broma por mantener la administración los ojos cerrados ante el verdadero tsunami de dependientes que en parte tenemos y que nos viene encima y que estamos fijándonos en la pequeña ola que apenas nos moja los pies cuando lo previsto es que nos va a arrasar un verdadero maremoto que acabará con el sistema.
    Recordemos por ejemplo que somos la SEGUNDA comunidad por la cola en número de dependientes con el derecho reconocido y que están en lista de espera. Vergonzoso.
    No podemos convertirnos en una democracia social de "derechos de papel"... pero incumplíbles y que solo generarán trampas y mas frustración. Sin "reset", el sistema seguirá fallando.
    Fijémonos en la financiación de la dependencia, ¿es la adecuada?. Los concursos,... salen a los precios que debieran?
    Cuanto tenemos, cuantos somos y a cuanto tocamos para ser equitativos. ¿Se gestionan bien nuestros dineros?
    La equidad es una base de los derechos sociales y siempre tiene que estar encima de la mesa, lo contrario es egoísmo sea de la empresa, del trabajador o de las familias,... Como en botica, aquí hay de todo para todos y el papel del "bueno" y el "malo" en las películas en este sector es de más difícil definición y está mas repartido de lo que parece. Todos sabemos comprar un buen vino, excelente, con 500€, pero la gracia -o lo que hay- es comprar un vino razonable a un precio razonable para que todos podamos beber un vino "no malo",.. si es que consideramos que tenemos de beber vino, de lo contrario tenemos que disponer de 500€ por cabeza.... Nosotros también formamos parte de la solución o del problema. Pensemos.
    Gracias por tu lectura y saludos.
    130 | Andrea - 30/06/2017 @ 07:58:17 (GMT)
    Es bueno que la familias por fin se manifiesten ya que los profesionales llevan años manifestandose y tocando todas las puertas posibles para que se les escuchara sobre la situacion que se estaba viviendo en este sector y ni por activa ni por pasiva seles a tenido en cuanta hasta ahora pero no le hechemos solo la culpa a las empresas ya que las aministraciones aun sabiendo sean lavado las manos y que se haiga tenido que llegar a estos limites para que invengan es vergonzoso pero como un refran dice mas vale tarde que nunca y tengan en cuenta que se les pide a las gerocultoras que se cualifique para luego tengan que ejercer trabajos de los tecnicos y no nos olvidemos que hay mas profesionales que estan en las mismas condiciones con el tema de ractio en el servicio de limpieza que se les ortogan trabajos que antes eran de las auxiliares en la misma jornada ,esperemos que todo esto tenga un proposito positivo para todos y no tengan que estar mal la gente para reacionar ante estas situaciones
    128 | Helena - 29/06/2017 @ 19:51:18 (GMT)
    Las personas q viven en residencias cada vez tienen mas necesidades porque se incrementa el grado de dependencia. Pero la administracion no solo no ha revisado los ratios de personal des de hace muchos años sino da licitaciones por precio y en estos años de crisis se acusa mucho mas. Podemos encontrar plantas con 24 residentes con 2 auxiliares para cubrir todas las nrcesidades de los residentes en muchos,casos con demencias, q no quieren comer,ducharse.... y no disponen de tiempo para una,atencion integral para cada persona. Por si esto no fuera suficiente a los residentes de la planta se suman otros de centro de dia q se reparten.por las diferentes plantas si poner el personal q en teoria ICASS licita pero no.pasa nada. Imcumplen los minimos del convenio colectivo de los trabadores y les someten a presion continua. Inspeccion no valora numero de bakas por afecciones de espalda, hombros etc Lasempresas no permiten q los trabajadores vayan a la mutua porque los,accidentes laborales se registran y esto seria un item negativo para la,empresa. La,administracion sabe todo esto pero para,ellos no son personas ni.los,q trabajan ni.los residentes . Las q trabajan solo son mujeres y los,residentes numeros q equivalen a costes igual q para las empresas q son simplemente un negocio. Tenemos la obligacion moral de ponernos en el lugar de los residentes padres abuelos... q podrian ser los nuestros u de los trabajadores. Es necesario un incremento de peesupuesto.para,este sector y elementos de seguridad y transparencia,en la contratacion.publica.
    126 | juani - 29/06/2017 @ 18:52:26 (GMT)
    Soy trabajadora de una residencia publica gestionada, ya era hora de q alguien mencione los ratios , yo no se quien es la persona q hace los ratios pero seguro q no tiene a ningun ser querido en una residencia, (10 residentes por auxiliar y todos con grado III) y 72 residentes para 2 cuidadoras turno noche), esto es inhumano es imposible trabajar y cuidar con dignidad. Yo creo q ya es hora de q la Generalitat se ponga las pilas y empieze a trabajar en este sector. Nosotr@s ya llevamos mas de 2 años luchando por trabajar y cuidar a nuestros mayores con dignidad y por tener un convenio digno catalan. Hemos hablado con la mayoria de partidos politicos de Catalunya,con la consellera,con Benestar, todos te dicen q es un tema importante q no se puede dejar, pero hasta dia de hoy todo queda en aguas de borrajas. Parece q para la sociedad es un tema tabu y q no vamos a llegar nunca a ser mayores.
    125 | Carmen Molero Rey - 29/06/2017 @ 18:46:48 (GMT)
    Falta personal y x ello se sobrepasa las ratios.Es Vergonzoso k con el dineral k cuestan las residencias ....el dinero k se dejan los enfermos y sus familias....no haya dinero xra cubrir sus necesidades...
    124 | Natalia García - 29/06/2017 @ 18:41:22 (GMT)
    Buenas tardes. He trabajado en una residencia pública durante 6 meses como recepcionista y si,falta personal en lo que es tema cuidadoras,turno día/noche. Mucha entrada y salida de personal,nada es legal. En mi caso me dijeron que me renovarian incluso un día antes de coger mis vacaciones y a mi compañera de la mañana también y mi sorpresa y la de todos que voy y me comunican que no me renuevan, pero no la jefa que es la que se encarga si no,que tuvo que hacerlo otra persona que no es su responsabilidad. Falta mucho personal, las bajas no las cubren. Y hacen cosas que con el personal no es legal.
    123 | Ana maria domingo - 29/06/2017 @ 18:26:20 (GMT)
    Estamos en precariedad, no sólo en las residencias públicas gestionadas por empresas que no tienen nada que ver con el sector, las licitaciones parecen dadas a dedo, y pasa lo que para. pero no nos olvidemos de las privadas multinacionales que actúan igual . falta de personal lo que supone cargas de trabajo por encima de lo normal. todo conduce a lo mismo mal servicio Culpable ADMINISTRACION CULPABLE EMPRESA QUE GEDTIONA Todo esto se puede arreglar esta en sus manos .
    122 | M Carmen - 29/06/2017 @ 18:08:36 (GMT)
    Siempre trabajamos con servicios mínimos y las bajas tanto por it como por mutua no se cubren , dicen que no hay personal que quiera trabajar y no me extraña pues por el sueldo indigno que cobramos no somos ni mileuristas . No es excusa no se aplican ni los ratios ni los convenios . Y encima si viene una inspección siempre avisan a la empresa para que les de tiempo a prepararse .las inspecciones nunca vienen en el turno de noche .
    121 | Tania - 29/06/2017 @ 16:38:24 (GMT)
    Gracias, ante todo, por plantearnos tan interesante pregunta, para mi es todo un sueño hecho realidad el hecho de que cuestionemos algo tan importante como es la ratio de atención a las personas mayores, uno de los sectores mas frágiles de nuestra sociedad, el sector de la dependencia, o de la tercera edad, como queráis llamarlo.
    He de agradecerte también el hecho de que nos intentes explicar todo el procedimiento burocrático que conlleva el dedicarse a su atención, algo confuso y turbio: conciertos, colaboraciones, licitaciones, adjudicaciones......difícil de entender,aun explicandotelo con minuciosidad y cariño como sueles hacer tu, por su enrevesamiento y controversia, pero que al final va a parar al mismo lugar, hacer negocio con lo que debería ser un derecho social. Coincido contigo en la opinión de que la transparencia de las licitaciones, beneficiaria la vida de las personas mayores que han tenido la suerte y el privilegio de conseguir una plaza publica y poder vivir en ella; pero..... y las personas mayores que viven en las residencias privadas concertadas y colaboradoras....? No tienen derecho a vivir con dignidad?
    A caso varia la necesidad de un anciano según el lugar en el que este?
    Necesita mas el dependiente de una residencia publica que el de una residencia privada concertada?
    En mi humilde opinión las necesidades básicas de una persona mayor son las mismas este donde este.
    Desde hace muchos años, en cataluña, se esta denunciando la explotación y precarización del sector de la tercera edad, trabajadores y ancianos comparten una realidad asfixiante que roza el maltrato para ambos, tanto para los que ejercen de cuidadores como para los cuidados, los ancianos o dependientes. En el año 2009, en cataluña conseguimos un laudo arbitral vinculante, por el tribunal laboral, a favor de los trabajadores, en el cual se demostraba que hacia falta dimensionar la plantilla para dar la atención requerida al anciano, pero al no haber precedentes del evento, nadie se pronuncio, se archivo y se olvido. Todos sabemos que los problemas no se arreglan escondidos en un cajón, por mas que los ignores te seguirán abordando hasta que los soluciones, y se solucionan afrontandolos.
    Es hora ya de afrontar un problema que nos persigue y nos perseguirá en un futuro con mayor intensidad, ya que el indice de mayores aumentara.
    El " VI convenio marco estatal de servicios y ayuda a ala dependencia y promoción de la autonomía personal" por el cual se rigen, y pretenden regirse, las residencias que atienden a nuestros ancianos, esta obsoleto y nos petrifica en una realidad indigna para nuestros mayores y para los profesionales que los atendemos.
    Desde cataluña reivindicamos el derecho a la atención digna y estamos pidiendo, un convenio de dependencia catalán que regule las necesidades del sector.
    Afrontemos la realidad y cambiemos el punto de inflexión entre la dignidad y la precariedad.
    120 | Juanma Arnau - 29/06/2017 @ 14:23:54 (GMT)
    Josep, te fijas mucho en la parte OHL pero no dices nada de Asproseat. Creo que no has sido riguroso en tu análisis. Sólo hace falta Googlear un poco para ver que el director de Asproseat de 2011 a 2016 era Jordi Tudela.
    Mira su perfil de Linkedin https://goo.gl/AgiEp8 verás que fue Director del ProDep de la Generalitat entre 2007 y 2011. Tengo un pantallazo del perfil por si se altera.
    Mira también el currículum que tiene colgado https://goo.gl/ScrCno
    Dices mucho de los pliegos y los proyectos pero no dices nada de esto.
    Supongo que porque tú también estuviste en la Generalitat intentas no dejarlos mal pero tendrías que decirlo.
    Lo otro está bien
    119 | Miguel Gomez Calderon - 29/06/2017 @ 12:12:31 (GMT)
    "Ninguna empresa que quiera volver a licitar se atreve a criticar abiertamente a la Generalitat." Yo creo que en esta frase de tu articulo se resume todo lo hecho. El que ha cometido un desproposito es la propia Generalitat. Pero, como lo dices tu, ninguno se ATREVE A CRITICARLA.
    118 | Aitor Pérez Artetxe - 29/06/2017 @ 10:51:55 (GMT)
    Efectivamente, no sabemos que pone en el proyecto al que adjudicaron la gestión, lo que si sabemos es que hubo una comisión que entendió que este era el mejor proyecto y le adjudicó la gestión.
    Por tanto es competencia de la Generalitat velar por que el adjudicatario cumpla lo que ha dicho que va a hacer y en caso contrario tomar las medidas oportunas. Si esto no se hace esta claro de quien es la responsabilidad.
    Por otra parte, en el polo opuesto, tenemos multitud de ejemplos de centros de titularidad pública de gestión directa con unos ratios de personal desorbitados donde la calidad del servicio no es mejor.
  • Comenta esta noticia
    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de NGD - Noticias y Gestión de la Dependencia
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.