periodico.inforesidencias.com

EL RINCÓN DEL DIRECTOR

“Agujero que tienes... tubo que te meten”

Add to Flipboard Magazine.
Opina sobre este caso práctico en la gestión de residencias y envíanos lo que harías tú en esta situación.

Juana, 92 años, lleva seis viviendo en la residencia las Marismas, de la que eres director/a, donde ingresó después de una rotura de cadera para hacer una rehabilitación. Después decidió quedarse.

Cuando ingresó mantenía una correcta capacidad cognitiva y ella misma firmó el contrato de ingreso junto con una hija, Lourdes, de 70 años que actuó como familiar de referencia. Desde entonces es quien ha visitado más a menudo a Juana y quien, a medida que ésta ha ido perdiendo facultades (actualmente sufre una demencia avanzada que le impide comunicarse con los demás), se ha hecho cargo de sus gestiones, todo ello sin haber realizado ningún trámite judicial. Su otro hijo, Mariano, de 63 años no participó en el ingreso y sólo visita a su madre esporádicamente, no más de dos o tres veces al año. Mariano, mantiene mala relación con su hermana desde hace años.

Cuando Juana estaba bien, siempre decía que lo que más odiaba en esta vida es que la llevasen al hospital: “Ya se sabe… llegas allí y.. agujero que tienes.. tubo que te meten. A mí, si me pasa algo, mejor aquí”. Tanto su hija como los miembros del equipo conocen la opinión de Juana y, aunque lo han reflejado en su Programa Individual, nunca ha llegado a firmar una declaración de voluntades anticipadas o nada por el estilo.

En los últimos dos años Juana ha sufrido una serie de microinfartos cerebrales y una AVC más importante. Siguiendo el protocolo de la residencia ha sido derivada al hospital varias veces aunque, en algunos casos, ha sido devuelta a la residencia pasadas unas horas habiendo estado únicamente en observación.

Lourdes ha pedido al médico de la residencia y al equipo que, viendo la situación, no deriven a su madre al hospital “por sistema” sino que hagan caso de lo que ella siempre decía e intenten quedársela en la residencia.

Mariano, al enterarse de lo que dice su hermana se ha indignado. Dice que ella “lo que quiere es heredar” y que a su madre no se le puede quitar el derecho a recibir tratamiento en un hospital. Que si se entera de que vuelve a tener un AVC y no la derivan denunciará a la residencia y al médico.

El equipo y la médico del centro están seguros de qué sería lo correcto pero tienen miedo de que, si lo hacen, puedan tener responsabilidades jurídicas.

¿Qué harías tú?

Caso elaborado con la colaboración de Carles Reixach (Trabajador Social)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

Foro asociado a esta noticia:

  • “Agujero que tienes... tubo que te meten”

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    172 | María Jesús González - 21/09/2017 @ 14:08:19 (GMT)
    debería nombrarse tutor legal y poner el caso en conocimiento del Comité de Ética del área de salud correspondiente para su evaluación.
    171 | MJ fierro - 21/09/2017 @ 10:42:13 (GMT)
    Seria oportuno la solicitud a Ministerio Fiscal de la incapacitación de Juana, a fin de clarificar la representación de la misma por parte de su hija que parece ser la que mejor representa los intereses de la misma. Por otra parte, en cuanto a diagnostico, tratamiento sanitario de un residente, la responsabilidad y autoridad es de los facultativos y no se debe actuar por miedos a amenazas de ningún familiar, sobre todo si por detrás están la defensa de otros intereses

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.