periodico.inforesidencias.com

Un proyecto de musicoterapia para mayores dependientes en residencias extremeñas, premio `Pasión de Asistir´

Un proyecto de musicoterapia para mayores dependientes en residencias extremeñas, premio `Pasión de Asistir´
miércoles 01 de noviembre de 2017, 17:44h
Add to Flipboard Magazine.
"Debería estar incorporada en el día a día de las residencias, como ocurre en los centros de educación especial".

El proyecto de musicoterapia desarrollado por el jazzista Javier Alcántara y desarrollado en los centros del grupo extremeño Residencias Puente Real ha recibido el primer premio `Pasión de Asistir´, en la categoría `Una mente maravillosa´ en los que se reconocen aquellos proyectos innovadores en el campo de la atención profesional a personas mayores dependientes.

Un proyecto que arrancó hace un año y que ya ha cosechado algunos éxitos, especialmente entre los usuarios a los que va dirigido. Según Gracia Ramiro, directora del centro Puente Real II de Badajoz, donde Alcántara imparte su taller de musicoterapia una hora a la semana entre un grupo de 16 -18 personas, “hemos visto ya mejoras en la movilidad de brazos y manos de usuarios con problemas de movilidad; en la atención; socializan más con el grupo, les ayuda a organizarse, ya que saben que día y a que hora es la clase. Además nos ha permitido incorporar a algunos usuarios reacios a participar en otras terapias, pero que sin embargo responden muy bien a esta. También se imparte en la zona de demencias severas donde hemos visto que los instrumentos de alguna forma les hace reaccionar, y hemos empezado a trabajar esta misma semana en la zona hospitalaria”.

Para el responsable de este proyecto, Javier Alcántara, músico profesional y con un master en musicoterapia, no es extraño que se detecten estas mejoras especialmente entre personas con un deterioro cognitivo, ya que “la memoria musical es la ultima que perdemos. La gente no se imagina el poder que tiene la música, es un instrumento que va directamente al cerebro, es una herramienta muy potente. La música no sólo les da la vida, sino también estimula y retrasa el deterioro cognitivo, es muy importante para luchar contra la tristeza y las depresiones”.

“Lo primero que hacemos durante las sesiones es tocar, muchas veces con instrumentos de percusión, como el djembe o tambor africano, donde todos tocan, cantan, colaboran y crean. Pero se trata de que esto que haces tenga un objetivo, y el mío es que aquel que está muy deteriorado vaya a menos, o que si alguien tiene Alzheimer en la 2ª fase, frenar su entrada en la siguiente. Cuando estás tocando un tambor, u otro instrumento estás trabajando la atención, la emoción, estas interactuando con ellos, es una manera de estimularles de que estén despiertos. También trabajamos la interconexión con los familiares, ya que a través de la música podemos recuperar a veces la conexión entre enfermos de Alzheimer y sus familiares”.

Por eso, Javier cree que la musicoterapia debería estar incorporada en el día a día de las residencias, como ocurre en los centros de educación especial “no sólo por el freno en las demencias, sino por que ayuda a paliar los efectos de estas y otras enfermedades”. Algo que apunta, está ocurriendo poco a poco en el ámbito hospitalario, donde centros como el de Torrejón o La Paz en Madrid ya han incorporado la musicoterapia a sus unidades.

Consulte aquí otras residencias en Extremadura

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.