periodico.inforesidencias.com

EL RINCÓN DEL DIRECTOR

“No quiero a esta auxiliar”

Add to Flipboard Magazine.
Opina sobre este caso práctico en la gestión de residencias y envíanos lo que harías tú en esta situación.
“No quiero a esta auxiliar”

Esta semana contamos con un original caso práctico que ha sido enviado por parte de la Fundación Aymar i Puig, que gestiona una residencia y otros servicios de atención a la dependencia en Alella (Barcelona) y donde han desarrollado el Modelo de Gestión por Competencias AIP.

Rosa, la directora de la residencia “Los años dorados”, entra por la puerta de la residencia como cada mañana con buen ánimo. Al pasar por la máquina del café se encuentra con Ana, la supervisora de mañanas. Está tomando un café con la mirada perdida, muy ensimismada en sus pensamientos.

“¿Qué te pasa Ana?”, le pregunta la directora. “Estoy preocupada, la señora María Izquierdo me ha pedido que le cambie a la auxiliar que la levanta por las mañanas. Rosana, esa chica nueva que es Técnica de Atención Sociosanitaria y que en el centro formativo nos dijeron que sacaba tan buenas notas. Dice que no le gustan sus maneras. Le he preguntado qué tal la higiene y me ha dicho que bien. Le he preguntado si ha sido brusca, y me ha dicho que no. Al final me ha dado la siguiente sentencia: “A ver, la cosa no está en qué hace, sino cómo lo hace, y a quién se lo hace. Yo no quiero que me haga las cosas cómo ella cree que me las tiene que hacer, cómo dice hacérselo a todo el mundo, yo quiero que me cuide y que me ayude cómo a me gusta”.

Ana prosiguió su exposición: “Y es más, me ha pedido nuevamente a Carmen. Me dice que ella sí que es una auxiliar 10. Que aunque pone garbo y ya sabe que no le sobra el tiempo, siempre está por ella, le encanta cómo la trata y cómo la hace sentir”.

Rosa y Ana acuerdan esperar un día más a plantear el cambio. Mientras, Ana se encargará de supervisar a Rosana y Carmen para observar la manera de trabajar de ambas y si realmente hay aspectos diferenciales significativos.

A la mañana siguiente Ana sigue a Rosana hasta la habitación de la Sra. María y se queda detrás de la puerta:

7:45 horas:

Rosana: "¡Buenos días… Venga dormilona que es hora de levantarse!".

Se oye levantar de un sólo gesto la persiana de la habitación.

María: "Tengo sueño, mucho sueño".

R: "¡Qué vas a tener sueño, es hora de levantarse! Venga va... sal ya de la cama que tengo todavía 6 compañeros por levantar".

M: "Me duele la barriga".

R: "Buff, María, Marieta, María de la O..., que ya estamos con las excusas, va venga levántate que ya toca. A ver qué te pongo hoy...”.

Se oye a Rosana trastear en el armario.

M: "Ese jersey no me gusta es muy feo".

R: "¿Cómo que es muy feo mi amor?, es maravilloso, vas a estar muy guapa con él, vas a ligar hasta con Richard Gere, ahora que le gustan las de aquí... tú déjame a mí que yo entiendo mucho".

Se les oye en el baño. Rosana está presuntamente desvistiendo a María.

R: "¿Qué te pasa cariño?, que no te voy a hacer nada! ¿tienes vergüenza? No mujer que yo no me como a nadie... que sólo te voy a bañar... ¡Al agua patos!"

M: "¡Ahhh… está fría!".

R: "Qué no... que no está fría que lo que pasa es que tú la notas fría... está superbuena, yo me ducho todos los días con agua fría, ¡es supersano!".

Ana pensó que ya tenía la suficiente información. Algo le decía que ya tenía pistas de a qué se refería la Sra. María Izquierdo. Sin embargo, y tal y cómo había quedado con la directora, bajó a la planta inferior a observar a Carmen mientras acompañaba a levantar a Lupe, una señora de similares características a María:

08:10 horas:

Carmen: "Buenos días... ¿Cómo has dormido?

Se oyó a Carmen con voz muy bajita... Tras unos segundos y le preguntó a la Sra. Lupe

“Voy a levantar la persiana un poquito para que entre luz, hace un día precioso de invierno. ¿Así va bien? ¿Te parece que la dejemos a esta altura o la subo un poco más? Sé que te molesta la luz en exceso por las mañanas”.

“Si te parece nos vamos levantando...”.

Lupe: "Me duele la barriga".

C: “No te preocupes, nada más salir de aquí se lo comento a la enfermera para que te eche un vistazo, hay un virus circulando... ¿Qué te vas a poner hoy? ¿Prefieres color rojo o verde? Hace frío Te aconsejo que te abrigues.

L: “Prefiero el rojo y la chaquetilla que si dices que hace frío la prefiero, está viejecita pero yo le tengo mucho cariño y voy muy a gusto”. “Me guardas un secreto, me la regaló un novio que tuve hace unos años”.

C: “Tranquila, quedará entre nosotras”.

Se oyeron risas cómplices.

Ana se alejó de la habitación directa al despacho de la directora. Había comprendido perfectamente lo que había querido decir la Sra. Ana Izquierdo el día anterior. La diferencia no estaba en lo que se hacía sino en cómo se hacía y en las habilidades, maneras de hacer y de actuar... es decir en las competencias, pero no las técnico-profesionales, sino en las sociopersonales... y humanas.

¿Qué pensais?

Autores: Samuel Lozano, Raquel Calatayud (Fundació Aymar i Puig)

La Fundación Aymar i Puig ha confeccionado lo que llaman el modelo AIP (Acompañamiento Integral al Profesional). Sin duda, si no trabajamos las competencias sociopersonales y emocionales difícilmente podremos avanzar hacía modelos como la ACP.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

Foro asociado a esta noticia:

  • “No quiero a esta auxiliar”

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    247 | Carmen - 15/01/2018 @ 13:51:18 (GMT)
    Precisamente ahí está la diferencia, en el trato humano y sensible, eso es la calidad, cariño, atención, amabilidad, cuidado, alegría, respeto, de esto no se examina nadie y en el trato con las personas vulnerables (niños, enfermos, mayores...) eso es imprescindible para su cuidado, " tratarlos con estas cualidades, "CURA Y MUCHO" pero lamentablemente eso no se mide en "calidad" se registran muchos datos pero la sensibilidad, el cariño, la amabilidad NO se miden jamas!! se habla mucho de cuidados centrados en la persona...pero....cuales son?? Creo que tanto en las escuelas como en los centros los responsables de RRHH deberían impartir charlas sobre como cuidar y atender con amabilidad y cariño a las personas y darle la importancia que ello merece.
    246 | Visi Serrano - 14/01/2018 @ 21:22:21 (GMT)
    Los/as profesionales de atención sociosanitaria de personas mayores dependientes en instituciones no solo tienen que tener conocimientos (saber hacer) si no también habilidades y experiencia (hacer) y la actitud (querer hacer) para ser competentes. En el ejemplo se ve la diferencia en los "cómos" y en como afecta a la relación y confianza con las personas residentes. ¿Qué hacer? Analizar si se trata de que la profesional del caso NO SABE, NO QUIERE o NO TIENE EXPERIENCIA. ¿Necesita FORMACIÓN? ¿Necesita MOTIVACIÓN? ¿Necesita ORIENTACIÓN y SUPERVISIÓN?
    243 | Lupo - 13/01/2018 @ 10:43:36 (GMT)
    Tal cual. En los centros de formación no se enseña humanidad, ni empatía, ni tampoco en el momento de contratar a las personas se pasa un filtro para seleccionar aquellas con cualidades personales que las hagan idóneas para el trabajo a desempeñar. Tal vez si Rosana pasara una temporada al cuidado de adolescentes institucionalizados acabara comprendiendo la verdadera esencia de su trabajo, ya que se trata de una persona que no parece tonta. En este momento parece que nadie se lo ha explicado, ni se ha preocupado de cómo ejerce su labor, y las personas a las que asiste están en una situación excesiamente vulnerable. No son como adolescentes, precisamente.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.